Archivo de la etiqueta: DMB

Halloween

Este domingo es la noche de Halloween. Es una fiesta que hasta hace bien poco conocíamos principalmente por las películas americanas. Yo como muchos, al principio la rechazaba, supongo que debido a nuestras propias costumbres. Decía eso de “Halloween es para los americanos”. Sin embargo, llevo ya algún tiempo curándome de todo lo que significa hacerle mas caso a las cosas que nos separan que a las que nos unen. Es fantástico tener costumbres propias y sentirse identificado con ellas, no tengo nada contra eso siempre y cuando no se convierta en algo pre-juicioso. Creo que muchas veces le damos demasiada importancia a las tradiciones y menos a las emociones.

Lo que tiene que tener de bueno la globalización es la parte en la que podemos compartir y disfrutar las tradiciones de otros, ¿por qué no?. Al final, la gente es muy parecida en todo el mundo, sobre todo si entramos en el campo de las emociones. Los seres humanos  nos diferenciamos por razas, costumbres y tradiciones pero compartimos las mismas emociones, los mismos anhelos.

Más allá del merchandaising típico y el componente comercial que tienen todas las celebraciones, la fiesta de Halloween me parece divertida y sana porque cubre de alegría y celebración el mayor de nuestros miedos: la muerte.

Halloween es una fiesta pagana, seguramente con orígenes religiosos como puedes leer aquí, pero se ha desprendido de todo eso para convertirse en pura diversión. Disfrazarse, gastar bromas, celebrarlo con familia y amigos… creo que todo eso no tiene nada de malo. Es muy necesario sonreir y más en estos tiempo de crispación galopante.

Y yo sonrió, esta mañana cuando he entrado en la habitación de mis hijas para despertarlas, han pegado un bote en la cama y me han dicho “Papi, hoy es Halloween en el cole!!!”. Las aulas están llenas de calabazas, esqueletos y telas de araña y mis hijas no paran de repetir “trick or treat”. En clase se pintan la cara y hacen disfraces con cartulinas y bolsas de basura, comparten un rato divertido con sus profes y amigos y después lo disfrutan en casa. Ante eso, ¿qué puedo reprochar?

Sé que para mucha gente es un día triste porque a la mañana siguiente acuden a los cementerios para venerar a sus muertos. Como decía antes, la muerte es el mayor de nuestros miedos y fuente de inmensa tristeza. A mi, y esto es muy personal, no me gusta ir a los cementerios a recordar muertos. Yo prefiero recordar cuando estaban vivos y los cementerios me hacen pensar en muerte y no en vida. Como digo, esto es muy personal y cada uno lleva sus sentimientos como quiere. Lo único imprescindible es respetar la elección de cada persona.

En fin, como dicen Les Luthiers “No te tomes la vida en serio, a fin de cuentas, no saldrás vivo de ella”. Pues eso, como ese momento va a llegar, que te parece si nos olvidamos de eso por el momento y disfrutamos de toda la vida que nos queda. Yo elijo reírme de la muerte, sabiendo aquello de “quien ríe el último…”

Y claro, Dave Matthews Band también tienen una canción que se llama “Halloween”. Aquí tenemos para todos ;). Esta canción es un poco heavy y este video empieza con una exhibición del mejor batería del mundo, Carter Beauford, no intentes cantarla en casa a riesgo de romperte la garganta .Dice cosas como esta:

“Dejaremos todo atrás,
oh y entonces cambiaré tus pesadillas
por buenos ratos”

Feliz Halloween! ¿truco o trato? :)

Dave Matthews Band “Halloween”

Si lo tuviese todo

Esta tarde comentaba una frase, quizá tópica, “solo hay que lamentarse de las cosas que no intentas”. Creo que, como todas las citas o frases celebres, en si mismas no valen nada. Parece que pronunciarlas queda bien pero si te quedas en eso, en el enunciado, no vas a conseguir nada. Lo importante de esta frase no es pronunciarla, es convertirla en una actitud. Y eso es mas duro, requiere un poquito mas de esfuerzo, de sacrificio, de, a veces, sufrimiento.

Hoy escribo esto inspirándome en esta canción “If I had it all” de Dave Matthews, es una canción poco conocida, que apenas tocan, de la que casi nadie se acuerda. Es una canción, no se, íntima, un poco irónica, quizá, un poco dolorosa.

Supongo que la vida no avisa. Hace un tiempo que me di cuenta de eso y desde entonces no hago planes a largo plazo, me fijo objetivos, intento buscarme en un mañana pero sé que en el camino se van presentado distintas opciones, giros. A veces eliges mal y retrocedes, otras veces parece que andas solo y, a veces, tienes que pararte un minuto a pensar y revisar tu mapa. Lo que no es bueno hacer, creo, es parar el motor de tu vida mucho tiempo, hay que seguir caminando aunque hayas retrocedido, vuelve a empezar y elige mejor. Es una receta simple pero no hay mas, las complicaciones las ponemos nosotros.

Sucede que a veces nos engañamos a nosotros mismos, pensamos que esta u otra cosa estaría bien pero quizá en otro momento, de otra manera. ¿Cuantas veces has dicho “esto estaría bien pero ahora no es el momento”?. Sí, lo sé, tiene su lógica pero lo triste es que las oportunidades pasan. Hay gente que dice que las personas no cambian, no lo sé, pero sí cambia nuestra percepción de las cosas, nuestras emociones y nuestros sentimientos y, a veces, sólo hay un momento y puede que no haya otro mejor y, entonces, hay que mojarse y tú lo sabes.

Puede que hoy todo esto me esté quedando un poco pesimista. No es mi intención, lo que busco es una reacción. Cuando estalla una tormenta no puedes quedarte quieto pensando “vaya y por qué tiene que ponerse a llover justo ahora”, tienes que decidir, o te pones a cubierto e intentas que no te salpique o dejas que te empape y, créeme, hay tormentas que lo empapan todo y hasta te pueden ahogar.

“Si fuese inmenso, en la cima de todo, entonces, dime que razón habría en el mundo para cantar si lo tuviese todo”. Me encanta esta frase, supongo que es una frase típica de soñadores. Supongo también que los soñadores, los puñeteros soñadores, siempre tenemos que estar buscando algo de lo que quejarnos, siempre un anhelo, siempre un sueño…

Como no puedo renunciar a eso, creo que nací soñador y no me van a cambiar ahora, creo que hay que marcarse objetivos realizables, mas pequeños para ir haciendo, para saciar nuestro sed, pero siempre tienes que tener un sueño, quizá difícil pero no mas, la palabra “imposible” no me gusta, suena a rendición o parecido. Hay cosas (sueños) dificiles, que requieren sufrimiento, que precisan del riesgo pero no son imposibles. Creo que siempre tienes que ponerte un sueño al final de tu camino.

Lo malo amigo mío es que a veces necesitas controlar tu pasión (siempre negaré haber dicho esto en este blog), necesitas tener paciencia y, yo confieso, creo que esa no está entre mis virtudes, pero ya sabes, “si lo tuviese todo…”

Puedes descargar la letra de “If I had it all” de Dave Matthews Band en inglés y español, haciendo clik aqui

Rompe los lápices

Yo, como muchos otros por aquí, estoy un poco enganchado a las series de televisión estadounidenses. La verdad es que la calidad que aportan estas series es, en muchos casos, superior a la del cine.

Mí última gran conquista, de la que todavía ando reponiéndome, es Battlestar Galactica. Creo que es mi serie favorita. Voy a intentar no ser spolier pero te puedo contar que sí, es una serie de ciencia-ficción y, sí, si tienes treinta y tantos o mas años, quizá recuerdes la serie original, esta es una nueva versión que cambia bastantes cosas. Es una serie de ciencia-ficción pero si no te gustan las series de ciencia-ficción, no pasa nada, porque Battlestar Galactica utiliza la ciencia ficción como coartada, como coartada para mostrarnos algo totalmente real. A lo largo de sus cuatro temporadas, llenas de oscuridad, de asfixiante oscuridad nos muestra una lucha por sobrevivir, una batalla entre dos especies. Pero, sobre todo, nos muestra todas las miserias del ser humano. Si cambias la forma de los protagonistas, el tiempo y el lugar, también podrías contar la misma historia. Ya lo dicen al principio, “esto ya ha sucedido antes y volverá a suceder”.

Battlestar Galactia no es Star Wars, a lo largo de la serie te das cuenta de que no hay una linea clara que separé el bien del mal. Eso lo hace mas real, porque en la vida real nunca estamos completamente en un lado o en otro. Sucede que a veces, como a los personajes de Battlestar Galactica, la vida nos pone a prueba, nos descubre cosas de nosotros que creíamos imposibles. Nos hace cuestionarnos lo que está bien y mal. Sucede que a veces, como en Battlestar Galactica, la vida nos descubre y nos devuelve un yo distinto del que conocemos. Creo que lo que mas me gustó de esta serie es precisamente eso, la lucha por la supervivencia de la especie humana pero dejando bien claro que el mayor peligro para la supervivencia de nuestra especie somos nosotros mismos. Que somos imperfectos y que esa imperfección nos hace ser víctimas de nuestros propios miedos, de nuestra avaricia, de nuestra mezquindad. Esa misma imperfección es también la que refleja la belleza del ser humano.

Series tan buenas como esta, cosas de la imperfección humana también, pasan de puntillas por la televisión de nuestro país donde solo ha sido emitida por el canal de pago Sci-Fi. Afortunadamente, las tres primeras temporadas están a la venta en DVD aunque ya sabes que también la puedes buscar por internet. Por cierto, yo siempre lo hago con todas las series extranjeras, pero en este caso es, para mi, totalmente imprescindible verla en versión original.

No quiero contarte mas detalles y destriparte a ningún personaje, simplemente te traigo un corto fragmento que me motivó a la redacción de este artículo.

[wpvideo Rov6Gyl3]

No hace falta que entiendas el contexto de la historia ni que conozcas a los personajes. Simplemente, me gusta la idea que transmiten en este breve fragmento, “rompe los lápices”. No soy psicólogo ni nada parecido, pero creo que es un buen consejo. Creo que hay veces en las que te sientes superado, situaciones que desconoces o que temes, situaciones que no sabes muy bien como encarar y, sobre todo, situaciones nuevas.

Es algo que observo todos los días, gente enfrentándose a cosas hasta ahora desconocidas donde lo que hasta ahora te servia, simplemente ya no te puede ayudar. Tener experiencia esta bien, ayuda en muchas facetas de la vida pero cuando las experiencias se convierten en prejuicios, la realidad que vemos es solo una parte de lo que nos rodea. Cuando piensas que ciertas cosas no te pueden pasar nunca y te pasan, nada de lo que has aprendido puede ayudarte, es mas, en muchos caso ssolo conseguirá que te sientas más confundido. Creo que ese es el momento de “romper los lápices”.

Ante situaciones nuevas a veces no hay mucho a donde agarrarse y ahí es donde nuestra razón, nuestro corazón y nuestro instinto se la juegan. Puede ser agobiante y frustrante, lo sé, pero tú también sabes que es en esos momentos donde a cada uno nos toca dar la medida de lo que realmente somos. Y, también, en esos momentos, cuando la vida no sigue el manual, es cuando, quizá, te des cuenta de que estas realmente vivo. Así que no tengas miedo, disfruta del cambio.

Y ya que estamos en verano, como en el cine, programa doble que me dice el señor Dave Matthews que si hoy no le saco a cantar. Así que te traigo un clásico que además (no te puedo contar los detalles) está íntimamente relacionado con Battlestar Galactica.

“All Along The Watchtower” es un clásico del Rock, es una canción de Bob Dylan y es la canción que más veces ha tocado Dylan en directo. Que te puedo decir, un temazo que ha “versionado” gente com Jimy Hendrix o U2. Una super canción que Dave Matthews Band utiliza regularmente para cerrar sus conciertos. Por ese motivo puedes encontrar varias interpretaciones distintas de este tema por la red. Pero creo que esta, grabada en 2003 en el mítico concierto en Central Park de Nueva York es insuperable. Sé que el video es muy largo pero pido que lo veas hasta el final y que me digas si fuiste capaz de mantenerte sentado mientras lo veías. Un secreto, muchos días me la pongo en la ducha por la mañana para despertarme.

“There´s must be some kind of way out of here…”

Nunca sabes

¿Tú en que crees? Quizá creas en el destino, quizá pienses que alguien dirige tus pasos con algún propósito. No sé, a lo mejor estas seguro de que hay alguien mirándote, evaluándote, juzgándote. Es un tema muy personal, lo sé.

En cualquier caso, hay una cosa clara, nunca sabes si eso es así realmente, quizá pienses que si pero no, “tú crees que sabes, tú crees que sabes”. Creo que a eso le llaman fe pero nunca sabes. Si tú tienes fe, de verdad, te envidio. Envidio a la gente que pone una excavadora detrás de su fe para empujarla, sí, porque esa gente no tiene fe, no se queda esperando a que las cosas sucedan, esa gente lo que de verdad tiene es ganas y si no hay camino crean uno.

Bueno, hay una cosa que dice mi amigo Juan Haro que realmente me encanta, “no te creas nada, no creas a nadie, no me creas a mi”. Quiero decir que ni yo ni nadie podemos   ni debemos convencerte de que el sol sale necesariamente cada mañana sólo para ti.

Igual me estoy metiendo en un jardín. Yo soy un soñador, soy un soñador porque es un camino apasionante, y creo que ya había comentado algo sobre la pasión. Sí tú también eres un soñador, hay una cosa que te recomiendo hacer “No dejes tus sueños dentro de tu cabeza, sólo estarán allí hasta que te mueras”.

No te estoy diciendo que creas o no, que eso esté bien o mal. Lo que te pido, lo que te pide esta canción es que vivas, que te atrevas, que sueñes y sueñes y que sueñes que es cierto, que no pienses que las cosas malas te pasan porque te tienen que pasar, tampoco las buenas, que no te conformes.

Ya se, ya se, ahora me vas a preguntar por la suerte. Y yo te diré lo que pienso, la suerte también es una cuestión de ganas, de perspectiva, de desconocimiento, de autoestima. A menudo achacamos a la suerte las cosas que vivimos,  y frecuentemente, la mala suerte nos sirve de excusa, de escudo. La suerte es solo un componente mas de este juego al que llamamos vida, lo que no puedes hacer es fiárselo todo a ella.

Esta es una canción optimista, nace de la desgracia para convertirse en optimista, porque cuando la desgracia llega te das cuenta del tiempo que pierdes quejandote. Es una canción optimista porque “sale de la oscuridad y llega una luz como un flash”. Tú vida es un flash.

Cuentan que Dave Matthews escribió esta canción recordando como murió su padre de cáncer: “Girando en el viento, la hoja cayó de la rama”. En esos momentos supongo que las preguntas sobre tu propia identidad y tu pretendido destino, deben sacudir tu cabeza continuamente. En cualquier caso, parece una forma valiente y bonita de afrontar esa pérdida. Creo que la muerte de su padre le dio la “excusa” perfecta para dejar de quejarse.

“Sueña cariño, sueña”

Puedes descargar la letra de “You Never Know” de Dave Matthews Band en inglés y español, haciendo clik aqui

The Space Between…

Las distancias son barreras físicas, nos lleva mas o menos tiempo recorrerlas, nos cuesta mas o menos dinero, nos suponen mas o menos problemas pero son simplemente eso, barreras físicas y, de alguna manera sabemos como superarlas.

Las distancias más grandes, sin embargo, sobrepasan el horizonte que alcanzamos a ver, para esas distancias no hay vuelos regulares, ni trenes de alta velocidad, ni autopistas de peaje. Esas son las distancias que llevamos dentro, las que separan lo que hacemos de lo que en realidad deseamos, las que nos alejan de nosotros mismos para ser como otros piensan que deberíamos ser, las que no llevan a confundir lo “correcto” con lo auténtico.

Las mayores distancias nos las fabricamos nosotros mismos y “nos contamos mentiras piadosas esperando que nos mantengan a salvo del dolor”.

Te voy a contar un secreto, “The Space Between” fue la primera canción de Dave Matthews Band que me “removió” por dentro. En el año 2001 la melodía de esta canción acompañaba un anuncio de un nuevo teléfono móvil de la empresa NOKIA. He buscado el video en youtube pero no lo encuentro, recuerdo que salía una chica en el metro pero poco mas. Además, esta canción pertenece al disco “Everyday” que compré en Oxford ese mismo año. De alguna manera, esta canción también me recuerda aquel viaje.

Anécdotas al margen, esta canción tiene algo magnético, puede que no te guste, pero si te gusta, esa melodía tiene algo que te engancha. Esto lo pude comprobar hace unos días con un amigo, motivo por el cual aprovecho para dedicarle este post, Millán, disfrútala y no, no es ñoña.

Esta canción nos habla, así lo entiendo yo, de una especie de amor “imposible”, de un cruce de caminos, de dos personas que sienten ese espacio, esa distancia que los separa. Pero también de dos personas que saben que recorrer esa distancia es, precisamente lo que les une “Todo lo que podemos hacer, mi amor, es esperar que no se pare este barco”. Creo que se trata de una situación en la que la distancia se agranda todavía mas porque se está añorando un presente y no un pasado.

Cuando te paras a pensar en los recuerdos, en las cosas que has compartido con alguien, de alguna manera, puedes medir eso, conoces la sensación y sabes su peso. Pero cuando lo que está en juego es un deseo, la proyección de un sueño se puede agrandar hasta limites incalculables. Esas si que son grandes distancias

Por si no lo has notado, soy un romántico, pero al igual que esta canción, también creo que, de alguna manera, hay que ser pragmático “estas palabras inconstantes y vacías me confunden como ¿Lloverá hoy?. Malgastamos las horas hablando y hablando…”

Al final te tienes que mojar, llevas tanto tiempo pensando que harás cuando suceda que cuando llega el momento, vas a tener que agarrarte a lo único imprescindible, “amor es todo lo que necesitamos” y con ese equipaje, puedes ir cubriendo ese espacio que te separa.

“El espacio entre tu corazón y el mio es algo que llenaremos con tiempo…”

Puedes ver y descargar la letra de “The Space Between” en inglés y español haciendo click aqui

 

La Marcha De Las Hormigas

Las hormigas son uno de los seres vivos más disciplinados que existen, al igual que las abejas, someten su vida a una ferrea disciplina militar donde cada uno tiene asumido su papel sin cuestionarse los motivos. ¿Alguna vez te has fijado?, ¿Has visto como las hormigas entran y salen del hormiguero, como llevan su pesada carga en la dirección que les marcan? Si, seguro que lo has hecho, pisa una hormiga, o trata de hacerlo. Si acabas con ella, las demás hormigas van a seguir su camino, nadie la va a echar en falta. Si fallas el golpe, puede que la hormiga intente huir, buscando el rastro de las demás para no separarse de su objetivo vital. (Corta, corta, corta…)

Indudablemente, las hormigas son un ejemplo de disciplina, de constancia, de rutina. Estos valores no son negativos, no para nada. Es mas, si tienes estos marineros en tu barco, probablemente vas a conseguir superar cualquier tormenta. Sin embargo, creo que tú tienes una ventaja con respecto a las hormigas, tú  puedes ser el capitán de tu barco, tú diriges el timón en medio de la tormenta y a menudo hacia lo desconocido.

Lo que intento decirte es que hay que romper la linea, la marcha de las hormigas, mira a tu alrededor y observa lo que te pierdes si simplemente si dejas que la vida siga su curso “sin intercambios”.

Esta canción, con la fuerza que tiene, es un intento maravilloso de hacernos reaccionar frente a la cotidianidad. A veces consumimos nuestros días dejandonos llevar con la esperanza de que algo maravilloso nos suceda. Fijate en el contraste del violín y la batería e intenta imaginar las pequeñas hormigas caminando al compás del violín, en completa armonía hasta que un golpe seco del bombo interrumpe su paso. Esos golpes son como un despertador dentro de tu cabeza. Así que ya sabes. Despierta!!!!

Esta es la letra, en inglés y español, de “Ants Marching” Dave Matthews Band