Archivo por meses: octubre 2010

Halloween

Este domingo es la noche de Halloween. Es una fiesta que hasta hace bien poco conocíamos principalmente por las películas americanas. Yo como muchos, al principio la rechazaba, supongo que debido a nuestras propias costumbres. Decía eso de “Halloween es para los americanos”. Sin embargo, llevo ya algún tiempo curándome de todo lo que significa hacerle mas caso a las cosas que nos separan que a las que nos unen. Es fantástico tener costumbres propias y sentirse identificado con ellas, no tengo nada contra eso siempre y cuando no se convierta en algo pre-juicioso. Creo que muchas veces le damos demasiada importancia a las tradiciones y menos a las emociones.

Lo que tiene que tener de bueno la globalización es la parte en la que podemos compartir y disfrutar las tradiciones de otros, ¿por qué no?. Al final, la gente es muy parecida en todo el mundo, sobre todo si entramos en el campo de las emociones. Los seres humanos  nos diferenciamos por razas, costumbres y tradiciones pero compartimos las mismas emociones, los mismos anhelos.

Más allá del merchandaising típico y el componente comercial que tienen todas las celebraciones, la fiesta de Halloween me parece divertida y sana porque cubre de alegría y celebración el mayor de nuestros miedos: la muerte.

Halloween es una fiesta pagana, seguramente con orígenes religiosos como puedes leer aquí, pero se ha desprendido de todo eso para convertirse en pura diversión. Disfrazarse, gastar bromas, celebrarlo con familia y amigos… creo que todo eso no tiene nada de malo. Es muy necesario sonreir y más en estos tiempo de crispación galopante.

Y yo sonrió, esta mañana cuando he entrado en la habitación de mis hijas para despertarlas, han pegado un bote en la cama y me han dicho “Papi, hoy es Halloween en el cole!!!”. Las aulas están llenas de calabazas, esqueletos y telas de araña y mis hijas no paran de repetir “trick or treat”. En clase se pintan la cara y hacen disfraces con cartulinas y bolsas de basura, comparten un rato divertido con sus profes y amigos y después lo disfrutan en casa. Ante eso, ¿qué puedo reprochar?

Sé que para mucha gente es un día triste porque a la mañana siguiente acuden a los cementerios para venerar a sus muertos. Como decía antes, la muerte es el mayor de nuestros miedos y fuente de inmensa tristeza. A mi, y esto es muy personal, no me gusta ir a los cementerios a recordar muertos. Yo prefiero recordar cuando estaban vivos y los cementerios me hacen pensar en muerte y no en vida. Como digo, esto es muy personal y cada uno lleva sus sentimientos como quiere. Lo único imprescindible es respetar la elección de cada persona.

En fin, como dicen Les Luthiers “No te tomes la vida en serio, a fin de cuentas, no saldrás vivo de ella”. Pues eso, como ese momento va a llegar, que te parece si nos olvidamos de eso por el momento y disfrutamos de toda la vida que nos queda. Yo elijo reírme de la muerte, sabiendo aquello de “quien ríe el último…”

Y claro, Dave Matthews Band también tienen una canción que se llama “Halloween”. Aquí tenemos para todos ;). Esta canción es un poco heavy y este video empieza con una exhibición del mejor batería del mundo, Carter Beauford, no intentes cantarla en casa a riesgo de romperte la garganta .Dice cosas como esta:

“Dejaremos todo atrás,
oh y entonces cambiaré tus pesadillas
por buenos ratos”

Feliz Halloween! ¿truco o trato? :)

Dave Matthews Band “Halloween”

No bebas el agua

Es curioso que viviendo en el planeta azul, el agua que separa nuestros continentes ejerce su poder de separación de una forma voraz, tan voraz como la codicia del ser humano.

Siempre que surgen conversaciones sobre ecología, medio ambiente o, simplemente, supervivencia, acabo pensando lo mismo, el ser humano es la primera especie en peligro real de extinción, pero creo que es algo que nos hemos buscado solitos. Como especie somos un desastre. Mas allá de que maltratemos sistemáticamente al planeta que nos mantiene con vida, al planeta que dispone de sobrados recursos para que ningún ser humano tenga que pasar hambre o sed. Mas allá de eso, creo que como especie hemos vivido en permanente estado de canibalismo.

Ya comenté algo parecido en el post que publiqué en el día de la tierra. Mas allá de desastres ecológicos ocasionados por la codicia de unos pocos, deberíamos reprocharnos que es esa misma codicia la que mantiene a la mitad de la población en condiciones que ni tu ni yo llamaríamos humanas.

Hoy se trataba de hablar del agua y bueno, yo que tengo dos hijas pequeñas, me pregunto como podría explicarles esto. Mis hijas ahora deben pensar que el agua sale del grifo cuando lo abres, cae del cielo cuando llueve y está en la piscina y en la playa en verano. El mundo siempre es mas sencillo desde la lógica de los niños, lástima que solemos olvidarnos de eso demasiado pronto.

La realidad, la triste realidad de la que, por supuesto, ni tu ni yo somos culpables pero quizá seamos cómplices, es que para muchísima gente en este planeta, el mero hecho de no pasar sed ya es un lujo. Así que ni pensemos en otro usos que le damos nosotros al agua que disfrutamos.

En nuestra estupidez como especie, los seres humanos hemos decidido matarnos por muy diversas cuestiones. Teniendo por seguro que aire, alimentos y agua son las tres cosas sin las que vivir es imposible, aun no nos matamos por el aire porque es el más difícil de controlar de estos elementos. Sin embargo, el agua, que repito, nuestro planeta tiene suficiente para darnos de beber a todos y regar nuestros cultivos, ha sido, es y, lamentablemente, será motivo de disputa y extorsión.

Igual estas pensando en Africa, en las zonas mas pobres del planeta. No te preocupes, no hace falta ir tan lejos. En nuestro país se utiliza el agua para hacer política, tranquilo que no me voy a meter en eso. Pero lo lamentable es que eso suceda, que en países desarrollados como el nuestro donde hace muy poco hemos sufrido una sequía terrible, perdamos la mitad del agua que transportamos debido a unas infraestructuras deficientes. Son ese tipo de cosas que te indignan profundamente, te piden que ahorres agua, sabes que hay gente muriéndose de sed y en tu ciudad tiran los mismos litros que se consumen.

En fin, ya he dicho que me parece lamentable que el agua sea motivo de disputa así que no meteré en mayores cuestiones políticas.

Creo que el problema del agua, como el de la pobreza, el verdadero problema, no radica en dar mas o menos a los que no tienen. Lo que necesitamos es un cambio de actitud. Un cambio social. En los países en los que “disfrutamos” de eso que llaman “bienestar” tenemos que darnos cuenta de que un verdadero bienestar es posible para todos. No nos engañemos, en Africa no tienen agua para beber y aquí nos gastamos el agua en lavar nuestros coches con letras cada vez mas grandes y en que nos ayude a tragar los ansiolíticos. Y es que creo que vivimos una felicidad plastificada, una felicidad que ha sido diseñada por otros, que nos crean la sed y nos dan de beber su agua.

Sí, creo que ese tampoco era hoy el tema, otro día vuelvo a eso. El tema era el agua y cuando Paco Polo me comentó que desde Actuable estaban organizando el Blog Action Day y que iba sobre el agua, no lo dude ni un segundo. Haría un post con esta canción, “Don’t drink the water” de Dave Matthews. Tiene su gracia que haya que hablar del agua y titule el post “no bebas el agua”. Sí, pero me encanta esta canción, es muy dura y habla sobre lo que comentaba antes. Como desde nuestros púlpitos de civilización y progreso hemos exterminado pueblos enteros de gente que vivía pacíficamente. Gente que ya conocía el paraíso antes que nosotros y la que nos hemos quitado de en medio porque hasta el cielo que no conocemos visto también quiere ser impuesto a nuestro capricho.

Es una canción dura, dura contra los políticos, los lobbys, las religiones. Dura contra esa parte del mundo que se cree con derecho a construir su hogar encima del tuyo. Una canción que pide que no bebas el agua porque el agua esta llena de nuestra sangre derramada, del canibalismo social en el que vivimos.

Dave Matthews viene intercalando desde hace tiempo el inicio del que podríamos llamar segundo himno americano, el clásico compuesto por Woody Guthrie “This land is your land” cuyo mensaje es opuesto al del resto de la canción.

Además, el video es muy reciente y pertenece al concierto anual que organiza la Fundación Farm Aid que lucha para que los granjeros americanos puedan seguir manteniendo sus cultivos de manera ecológica y puedan garantizar su subsistencia frente a las grandes corporaciones.

Sí, no es un post optimista, ni es una canción optimista. Es mas bien un post y una canción un tanto enfadados pero ha salido así. Un mundo mejor es posible y en eso si que soy optimista :)

Por favor no olvides apoyar el cumplimiento de los compromisos internacionales para aumentar el acceso al agua potable en el mundo

“Don’t Drink The Water” Dave Matthews & Tim Reynolds

Para ver la letra de “Don’t Drink The Water” en inglés y español, pincha aqui