Archivo por meses: julio 2009

Nunca sabes

¿Tú en que crees? Quizá creas en el destino, quizá pienses que alguien dirige tus pasos con algún propósito. No sé, a lo mejor estas seguro de que hay alguien mirándote, evaluándote, juzgándote. Es un tema muy personal, lo sé.

En cualquier caso, hay una cosa clara, nunca sabes si eso es así realmente, quizá pienses que si pero no, “tú crees que sabes, tú crees que sabes”. Creo que a eso le llaman fe pero nunca sabes. Si tú tienes fe, de verdad, te envidio. Envidio a la gente que pone una excavadora detrás de su fe para empujarla, sí, porque esa gente no tiene fe, no se queda esperando a que las cosas sucedan, esa gente lo que de verdad tiene es ganas y si no hay camino crean uno.

Bueno, hay una cosa que dice mi amigo Juan Haro que realmente me encanta, “no te creas nada, no creas a nadie, no me creas a mi”. Quiero decir que ni yo ni nadie podemos   ni debemos convencerte de que el sol sale necesariamente cada mañana sólo para ti.

Igual me estoy metiendo en un jardín. Yo soy un soñador, soy un soñador porque es un camino apasionante, y creo que ya había comentado algo sobre la pasión. Sí tú también eres un soñador, hay una cosa que te recomiendo hacer “No dejes tus sueños dentro de tu cabeza, sólo estarán allí hasta que te mueras”.

No te estoy diciendo que creas o no, que eso esté bien o mal. Lo que te pido, lo que te pide esta canción es que vivas, que te atrevas, que sueñes y sueñes y que sueñes que es cierto, que no pienses que las cosas malas te pasan porque te tienen que pasar, tampoco las buenas, que no te conformes.

Ya se, ya se, ahora me vas a preguntar por la suerte. Y yo te diré lo que pienso, la suerte también es una cuestión de ganas, de perspectiva, de desconocimiento, de autoestima. A menudo achacamos a la suerte las cosas que vivimos,  y frecuentemente, la mala suerte nos sirve de excusa, de escudo. La suerte es solo un componente mas de este juego al que llamamos vida, lo que no puedes hacer es fiárselo todo a ella.

Esta es una canción optimista, nace de la desgracia para convertirse en optimista, porque cuando la desgracia llega te das cuenta del tiempo que pierdes quejandote. Es una canción optimista porque “sale de la oscuridad y llega una luz como un flash”. Tú vida es un flash.

Cuentan que Dave Matthews escribió esta canción recordando como murió su padre de cáncer: “Girando en el viento, la hoja cayó de la rama”. En esos momentos supongo que las preguntas sobre tu propia identidad y tu pretendido destino, deben sacudir tu cabeza continuamente. En cualquier caso, parece una forma valiente y bonita de afrontar esa pérdida. Creo que la muerte de su padre le dio la “excusa” perfecta para dejar de quejarse.

“Sueña cariño, sueña”

Puedes descargar la letra de “You Never Know” de Dave Matthews Band en inglés y español, haciendo clik aqui

The Space Between…

Las distancias son barreras físicas, nos lleva mas o menos tiempo recorrerlas, nos cuesta mas o menos dinero, nos suponen mas o menos problemas pero son simplemente eso, barreras físicas y, de alguna manera sabemos como superarlas.

Las distancias más grandes, sin embargo, sobrepasan el horizonte que alcanzamos a ver, para esas distancias no hay vuelos regulares, ni trenes de alta velocidad, ni autopistas de peaje. Esas son las distancias que llevamos dentro, las que separan lo que hacemos de lo que en realidad deseamos, las que nos alejan de nosotros mismos para ser como otros piensan que deberíamos ser, las que no llevan a confundir lo “correcto” con lo auténtico.

Las mayores distancias nos las fabricamos nosotros mismos y “nos contamos mentiras piadosas esperando que nos mantengan a salvo del dolor”.

Te voy a contar un secreto, “The Space Between” fue la primera canción de Dave Matthews Band que me “removió” por dentro. En el año 2001 la melodía de esta canción acompañaba un anuncio de un nuevo teléfono móvil de la empresa NOKIA. He buscado el video en youtube pero no lo encuentro, recuerdo que salía una chica en el metro pero poco mas. Además, esta canción pertenece al disco “Everyday” que compré en Oxford ese mismo año. De alguna manera, esta canción también me recuerda aquel viaje.

Anécdotas al margen, esta canción tiene algo magnético, puede que no te guste, pero si te gusta, esa melodía tiene algo que te engancha. Esto lo pude comprobar hace unos días con un amigo, motivo por el cual aprovecho para dedicarle este post, Millán, disfrútala y no, no es ñoña.

Esta canción nos habla, así lo entiendo yo, de una especie de amor “imposible”, de un cruce de caminos, de dos personas que sienten ese espacio, esa distancia que los separa. Pero también de dos personas que saben que recorrer esa distancia es, precisamente lo que les une “Todo lo que podemos hacer, mi amor, es esperar que no se pare este barco”. Creo que se trata de una situación en la que la distancia se agranda todavía mas porque se está añorando un presente y no un pasado.

Cuando te paras a pensar en los recuerdos, en las cosas que has compartido con alguien, de alguna manera, puedes medir eso, conoces la sensación y sabes su peso. Pero cuando lo que está en juego es un deseo, la proyección de un sueño se puede agrandar hasta limites incalculables. Esas si que son grandes distancias

Por si no lo has notado, soy un romántico, pero al igual que esta canción, también creo que, de alguna manera, hay que ser pragmático “estas palabras inconstantes y vacías me confunden como ¿Lloverá hoy?. Malgastamos las horas hablando y hablando…”

Al final te tienes que mojar, llevas tanto tiempo pensando que harás cuando suceda que cuando llega el momento, vas a tener que agarrarte a lo único imprescindible, “amor es todo lo que necesitamos” y con ese equipaje, puedes ir cubriendo ese espacio que te separa.

“El espacio entre tu corazón y el mio es algo que llenaremos con tiempo…”

Puedes ver y descargar la letra de “The Space Between” en inglés y español haciendo click aqui

 

Obrigado!!!

Sí, obrigado, thank you, gracias. Este es sólo el segundo post de Puro Nervio y ya me voy a saltar las reglas. Pretendo que esté no sea un blog personal sino pasional. Aunque este es un tema “polémico” últimamente. Sí, ese es el propósito del blog pero hoy voy a hacer una excepción, porque creo que es necesario hacerla.

Hoy, este post va a ser un auténtico cuaderno de bitácora. Ahí va…

optimus-alive

Este pasado sábado once de julio cogí mi coche, cargado con Red Bull, buena música, toda mi ilusión y la maravillosa y especial compañía de mis amigos, los “Tripping Billies”, Millán Berzosa y Jörg Caturla. Amigos a los que quiero agradecerles todo. Obrigado por compartir esta aventura conmigo, obrigado por la compañía, obrigado por escucharme, buuf, moito obrigado por escucharme, os tengo preparado el diploma del curso intensivo de “DaveMatthewsBandología”. Obrigado por escucharme incluso aunque me quedará sin voz. Obrigado por dejarme una habitación para mi solo, obrigado por los no se cuantos litros de Super Bock y por los “Psico-Shoarma” y demás manjares. Obrigado por formar parte de mi sueño.

Tras un plácido viaje poniendo el mundo en orden, casi a las cuatro de la tarde llegamos a Lisboa, donde pudimos comprobar el particular estilo de conducción de los lugareños y la “claridad” de las señales. Así que tras dar un par de rodeos, encontramos un magnífico sitio para aparcar el coche en el Paseo Marítimo de Algés. A pocos metros encontramos una estupenda terraza donde nos trataron especialmente bien y nos sirvieron un par de magníficas doradas y un bacalao que nos dio la vida. Por cierto, para los muy Geek hay que decir que el aseo de este sitio es lo más avanzado que he visto.

Después del merecido avituallamiento entramos en el recinto del Optimus Alive’09. Para mi era la primera vez que acudía a un festival de este tipo y aprovecho también para decir obrigado a toda la organización del festival, al personal de taquillas, seguridad, cruz roja, a la gente tan amable que atendía los distintos puestos de comida y bebida y a la chica que nos vendió las camisetas de Dave Matthews Band tras comprobar las medidas de nuestras espaldas. Ah, hay que hacer mención especial a las chicas del plumero que pasaban por allí a sacudirnos el polvo (y no seáis mal pensados). Alguna “fotillo” anda por ahí pero no diré nada mas.

Al margen del estilo de conducción “arrás” de los portugueses, tengo que decir que las tres veces que he visitado Lisboa siempre he encontrado a gente encantadora y muy amable. Y eso, siempre te hace más agradable la estancia.
Durante las aproximadamente once horas que pasamos en el recinto del Optimus Alive, y a pesar las seis de coche que acumulabamos previamente, sólo nos dió tiempo a hacer una cosa, divertirnos como enanos. Estuvimos bailando un rato con el primer concierto de BOSS AC. Poco después descubrimos una genial sorpresa llamada AYO que nos puso en órbita acabando su actuación con una maravillosa interpretación de “I want you back” en homenaje a Michael Jackson.
Después de dedicarnos a la “dieta mediterránea” nos acercarnos a saltar un ratito con las últimas canciones de CHRIS CORNELL. El ex-Soundgarden calentó mucho el ambiente mientras la gente seguía esperando el plato fuerte. Después seguimos vibrando con la actuación de BLACK EYE PEAS que, aunque no son, ni mucho menos, nuestro grupo favorito, montaron un show bastante espectacular.
Por aquél entonces, el cansancio empezaba a aparecer pero la adrenalina nos mantenía en pie. Todo el mundo comentaba lo mismo “…y aún queda lo mejor…”

Tras charlar un rato con un grupo de españoles que habian venido a lo mismo que nosotros, a las doce de la noche, totalmente puntuales, empecé a saltar y gritar como un niño. Dave Matthews Band salían al escenario al compás de “Shake Me Like a Monkey” (Había ganado mi apuesta, dijé que empezarían con esa canción).

Yo tenía tantas ganas de verlos en directo, llevaba tanto tiempo esperando este momento que le había dicho a Millán y a Jörg que sólo podia acabar decepcionado porque era imposible superar mis espectativas. Pero, poco tiempo después de que empezase el concierto, al terminar uno de los primeros temas miré a Millán y le dije “Bufff, expectativas superadas”.

Ese es el motivo por el que escribo este post que se ha convertido en la crónica de nuestro viaje. Cuando comencé a pensar en la idea de Puro Nervio como una forma de transmitir ciertos principios, como una manera de mostrar esas ideas con pasión a través, sobre todo, de las canciones de Dave Matthews Band, no erá realmente consciente de la diferencia. Quiero decir que por muchas canciones y videos que ponga en este blog, hay cosas que no se pueden contar, que grabadas tienen menos valor. Hay momentos y sensaciones únicos, instantes que tienes que buscar y compartir porque sabes que merecen la pena ser vividos. Hay veces que ser felices nos cuesta tan poco, lo tenemos tan al alcance de la mano que a menudo lo dejamos para mejor ocasión.
Ayer domingo, exhausto, afónico, dolorido y acalorado pero sobre todo feliz de haber cumplido un sueño, emprendimos el viaje de vuelta. Llenamos el deposito con lo mejor de Lisboa, los “Pasteis de Belem” y algo de solomillito ibérico. Y a pesar de la páliza, del cansancio, del monumental atasco, a pesar de no tener voz para decirlo,  los que me siguen en twitter lo saben, yo me sentía inmesamente feliz.

Podría contarte mucho mas pero prefiero que te lo imagines y te pido que nunca, nunca dejes de soñar, que  no dejes las cosas para una mejor ocasión, que persigas tus sueños y que disfrutes haciendolos realidad y acuerdate de compartirlo para que sea mas grande. El día que compré la entrada para ir a este concierto no sabía con quien iba a ir pero sí que no iría solo. Y ya ves, el mundo esta lleno de gente apasionada, todos ellos también son “Puro Nervio”….
Así que MOITO OBRIGADO!!!! amigos….
Soy muy feliz.

ACTUALIZACIÓN:
Os dejo con el inicio del concierto, la calidad del video es formidable. Que lo disfruteis!

DAVE MATTHEWS BAND “SHAKE ME LIKE A MONKEY”
OPTIMUS ALIVE ’09
Oeiras (Lisboa)
11/07/2009

La Marcha De Las Hormigas

Las hormigas son uno de los seres vivos más disciplinados que existen, al igual que las abejas, someten su vida a una ferrea disciplina militar donde cada uno tiene asumido su papel sin cuestionarse los motivos. ¿Alguna vez te has fijado?, ¿Has visto como las hormigas entran y salen del hormiguero, como llevan su pesada carga en la dirección que les marcan? Si, seguro que lo has hecho, pisa una hormiga, o trata de hacerlo. Si acabas con ella, las demás hormigas van a seguir su camino, nadie la va a echar en falta. Si fallas el golpe, puede que la hormiga intente huir, buscando el rastro de las demás para no separarse de su objetivo vital. (Corta, corta, corta…)

Indudablemente, las hormigas son un ejemplo de disciplina, de constancia, de rutina. Estos valores no son negativos, no para nada. Es mas, si tienes estos marineros en tu barco, probablemente vas a conseguir superar cualquier tormenta. Sin embargo, creo que tú tienes una ventaja con respecto a las hormigas, tú  puedes ser el capitán de tu barco, tú diriges el timón en medio de la tormenta y a menudo hacia lo desconocido.

Lo que intento decirte es que hay que romper la linea, la marcha de las hormigas, mira a tu alrededor y observa lo que te pierdes si simplemente si dejas que la vida siga su curso “sin intercambios”.

Esta canción, con la fuerza que tiene, es un intento maravilloso de hacernos reaccionar frente a la cotidianidad. A veces consumimos nuestros días dejandonos llevar con la esperanza de que algo maravilloso nos suceda. Fijate en el contraste del violín y la batería e intenta imaginar las pequeñas hormigas caminando al compás del violín, en completa armonía hasta que un golpe seco del bombo interrumpe su paso. Esos golpes son como un despertador dentro de tu cabeza. Así que ya sabes. Despierta!!!!

Esta es la letra, en inglés y español, de “Ants Marching” Dave Matthews Band